Tropezar con la misma piedra

No aprendo, todavía sigo sin aprender. Siempre los mismos errores, las mismas ganas de querer esforzarme para no cometerlos y, aún así, se siguen sucediendo ¿Qué es lo que hago mal? ¿Tendré algún tipo de maldición? ¿Estoy condenado a errar eternamente? Ni idea.

Lo único que sé es que la mala suerte me ha acompañado durante toda mi vida y, al final, me he acostumbrado a convivir con ella. Ya se sabe, si no puedes con tu enemigo, únete a él. Así que, ahí sigo tropezando una y otra vez con la misma piedra; como si fuera un saltador de trampolín olímpico y tuviera que practicar la caída para que sea lo más perfecta posible sin cometer errores, ergo, los errores cometidos son cada vez mayores.

A veces, incluso, me gusta tanto la piedra que me la llevo conmigo. Y no, no es para recordar el error y no volver a cometerlo, si no para colocarla en el suelo y caer de nuevo en un ejercicio acrobático humano inimaginable. Lo que daría por encontrar un martillo que me ayudase a romper esa piedra a la que cada vez le voy cogiendo cariño.

De momento, seguiré en mi intento ineficaz de no tropezar con ella. Todos somos seres humanos y cometemos errores, pero algunos más que otros.

Anuncios
Tropezar con la misma piedra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s